top of page

Castilla rural (V) 2124

El cambio climático, muy a pesar de los negacionistas, se convirtió en una realidad incuestionable a mediados del siglo XXI.  En el año 2050 la sustitución de los cereales de secano por otros cultivos –almendros, pistachos, viñas, nuevas especies modificadas genéticamente– fue imparable. Desde finales del siglo XXI, las multinacionales del sector controlan toda la cadena de producción: aparentemente, las tierras siguen siendo de propiedad privada; en realidad, los agricultores son asalariados indirectos de esas grandes empresas. La tendencia a la globalización que dominaba los mercados a finales del siglo XX se invirtió a lo largo del XXI: en torno a las grandes urbes, se han creado círculos de producción y consumo de residuo cero (CiPCR0s) que se abastecen en un radio de 200 km.


La Tercera Guerra Mundial que se anunció en 2025 se topó con un movimiento social inesperado. Putin, el líder ruso, trató de ocultar durante más de un año el relativo fracaso de su llamamiento a filas: más de la mitad de los reclutados, cuando fueron movilizados al frente de Ucrania, desertaron. En Europa, las estimaciones demoscópicas predecían comportamientos similares en una población que ya no estaba dispuesta a morir por la patria. Las guerras dejaron de ser un negocio rentable y las grandes corporaciones se centraron en otros sectores, como la producción de alimentos y el control del agua, que se ha convertido en un recurso escaso y, por tanto, caro. Los sistemas de riego por goteo controlados por inteligencia artificial se han generalizado. Desde su puesto de control, dos personas supervisan el rendimiento de cada decímetro cuadrado de zona cultivada (ZC) del antiguo término municipal. Hace décadas que los drones realizan múltiples funciones, que la maquinaria no necesita conductor y que las energías renovables cubren todas las necesidades.


A finales del siglo XXI, la mitad de la población española eran inmigrantes de segunda o tercera generación. En la actualidad, en 2124, se acerca al 65 %. El 35 % es de origen africano. La natalidad es negativa en todo el mundo, y la esperanza de vida está en 125 años. Los salarios se han equiparado y los grandes movimientos migratorios se han detenido. De hecho, en estos momentos, la capacidad adquisitiva de un chino medio es superior a la de un europeo medio. La población de Madrid se ha estabilizado en tres millones de personas; todos sueñan con vivir en la costa norte. En el pueblo no vive nadie; todavía se mantienen como residencias ocasionales algunas de las casas que se construyeron en la primera mitad del siglo XXI. De octubre a abril, cuando hace buen tiempo –el verano es insoportable– aparecen algunos jubilados, los tataranietos de aquella última generación que nació en el pueblo. Llegan con su coche eléctrico y sestean a la sombra de las higueras mientras observan pasar los drones de aquí para allá. A veces su mirada se detiene en el mudo campanario de la iglesia. Aburridos, levantan la tapa del viejo pozo, se asoman y arrojan un canto que produce un chasquido seco al llegar al fondo.


La zona no cultivada (ZNC), el monte, también está controlada y supervisada por sistemas de inteligencia artificial. La rentabilidad de la biomasa permite la regeneración de la masa forestal. La fauna silvestre, a pesar de los esfuerzos de los conservacionistas, ha desaparecido: el último jabalí fue visto en 2084. Entre las viejas encinas, los únicos árboles que soportan la sequía, pasta un hermoso rebaño de ovejas churras. O, quizás, merinas. Bueno, realmente, no son ovejas.


Galaor de Langelot

2 comentarios


Invitado
06 abr

En cuanto he leído el título he recordada cuántas veces mi madre me ha dicho: "En cien años todos calvos". Y parece que no ella, que lo era de otro, sino todos vivimos en ese mundo que desaparecerá, pero nunca antes que nosotros, de modo que...

A medida que avanzaba en su relato se me iba revolviendo la hamburguesa que he comido a mediodía. Mientras mi estómago se rebelaba ante las perspectivas de un movimiento con el adjetivo "social", mis neuronas se reían pensando que iban a usted a contratarle los poderes fácticos -esos entre genéticos y allegados que siguen siendo los mismos que hace 100 años y en otros cien mantendrán su matas de pelo-.


En la radio (Radio…


Me gusta

Invitado
05 abr

Nada es lo que parece, sean ovejas, pueblo o población. Algo es todavía, no obstante; dentro de nada, eso sí, todo será, definitivamente nada..

Menos mal que algunos ya no lo veremos

Me gusta
bottom of page