top of page

Cuando el mar es petróleo

Cuando el mar es petróleo por la noche,

tú, solo tú, siempre

tú.

Al amanecer, esperanza;

al atardecer, violeta (ah, que juega a ser

flor de pétalos de nubes

mientras anaranjea el cielo).

Otra vez anochece,

otra vez azabache...

Yo, siempre

yo, cuando el mar se desangra en

arenas de espuma...

Tú y yo

siempre y nunca,

¡nunca y siempre!

¿Y adónde se irá el mar

cuando nos falta?

Fotografía realizada por AnRos. Editada por NeiRma

AnRos

2 comentarios

2 Comments


Guest
Sep 26, 2023

Siempre es bienvenida la poesía. Esta primera recuerda algunos versos de Pedro Salinas... La acertada metáfora inicial precede al estribillo, que nos trae a la memoria canciones de otro siglo. Las anáforas y las antítesis preparan al lector para su inclusión en la interrogación retórica final, que proclama la universalidad del sentimiento. Un buen poema: el cielo o el amado, un mar de sangre y petróleo, y los pronombres. Y más, en la poesía verdadera siempre hay más.

Like
Guest
Sep 26, 2023
Replying to

Pues sí, amigo sagaz: Salinas y yo nos parecemos un poco y nos escondemos en los pronombres, porque los nombres no designan ya realidades plenas, como casi todo en la vida ahora, ay.

Like
bottom of page